Son medicamentos contra el ardor estomacal y la sensación de pesadez con acidez tras las comidas.

Neutralizan los excesos de ácidos que segrega el estómago en base a reacciones químicas.

alka

Clases de antiácidos

 

Bicarbonato sódico

 

Es el más utilizado

Efecto rápido pero poco duradero

Debe tomarse entre entre una y tres horas tras las comidas para que surta efecto

Efecto rebote: la acidez puede regresar aumentada

Alto contenido en sodio

No debe tomarse con enfermedades renales o hipertensión

No debe tomarse con productos lácteos porque presenta efectos secundarios indeseados

Evitar el consumo continuado de más de quince días.

 

 

Sales de calcio

 

Base de carbonato

Su eficacia es similar al bicarbonato

No deben emplearse durante mucho tiempo

 

 

Sales de magnesio y aluminio

 

Son menos potentes, pero de acción lenta y prolongada

Carecen de efecto rebote

Debe administrarse antes de las comidas y antes de acostarse

Pueden utilizarse en periodos más largos de tiempo

En ocasiones alteran la motilidad intestinal (estreñimiento o diarrea)

 

Es importante recordar que los antiácidos no deben administrarse a niños, embarazadas, ni en periodos de lactancia sin consultar al médico.

Hay que extremar la precaución cuando se trate de una dieta pobre en sal

También debe consultarse la compatibilidad con cualquier otro medicamento que se esté tomando.

 

 

La fitoterapia o tratamiento a base de plantas naturales, recomienda para la acidez de estómago infusión de perejil: 5 gramos en un cuarto de litro de agua hirviendo durante 10 minutos.

Tomar muy caliente después de las comidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *