Algunas personas se ponen nerviosas ante la perspectiva de realizarse un análisis de sangre. No es una prueba que revista complicaciones, si bien el seguimiento de unas sencillas indicaciones contribuirá a permanecer tranquilo y realizar la prueba diagnóstica con éxito.

sangre

Si el médico no le ha indicado lo contrario, mantenga sus pautas de alimentación y costumbres diarias en la semana anterior.

Para una mayor fiabilidad de los resultados y con el fin de que no se vean alterados algunos factores, la extracción de sangre se realiza en ayunas. Motivo por el cual usted no deberá comer nada a partir de la cena de la noche anterior, aunque sí podrá beber agua y tomar sus medicinas.

En cado de que esté realizando tratamiento con insulina, deberá consultar a su médico sobre su tratamiento en el período de ayuno.

No es conveniente que fume antes de la prueba.

Acuda a su cita tranquilo, lleve ropa cómoda con mangas que pueden subirse con facilidad. No olvide su volante de indicaciones.

Si su experiencia anterior es que sus venas platean dificultades de localización, hágalo saber a la persona que realice la extracción. Puede que haya que hacer más de un intento para encontrar el mejor lugar donde clavar la aguja.

Si tiene tendencia al mareo, ya sea por la visión de la sangre o de la aguja, evite mirarlas. Vaya siempre acompañado y hágalo saber. No intente disimularlo y déjese cuidar. Así evitará otras complicaciones.

El punto del pinchazo debe mantenerse presionado durante unos cinco o diez minutos a fin de evitar marcas o hemorragias.

 

Recuerde que…

El laboratorio debe mantener la confidencialidad sobre los resultados de sus pruebas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *