La etapa en la que una mujer está embarazada es sumamente delicada, y el día de hoy destacamos la peligrosa relación entre el embarazo y el alcohol, te contamos los riesgos del alcohol durante el embarazo, para que los tomes en cuenta.

Principalmente debemos tener presente que el alcohol es una droga, de este modo entenderás que puede tener efectos muy negativos en el futuro bebé. Durante la etapa de gestación, el alcohol aumenta el riesgo de que el pequeño sufra algún tipo de problemas derivados del consumo de esta droga en la madre.

La cuestión es que tanto el alcohol como el tabaco, son adicciones de magnitud importante en la madre durante el embarazo, y resultan ser dos sustancias que ejercen efectos negativos sobre embrión. Existen circunstancias, en las cuales las madres presentan depresiones o algún tipo de problema de salud mental, y optan por consumir alcohol, sin detenerse a pensar en la salud de su bebé que se encuentra en camino. El mayor problema cuando se consume alcohol y drogas a la vez, teniendo efectos mucho más negativos sobre el feto.

Algunas de las principales consecuencias que tiene beber alcohol durante el embarazo, apuntan a una anomalía del feto, tanto mental como morfológico, lo que conlleva anomalías de cara y cabeza, defectos de crecimiento o déficit intelectual. Puede verse afectado el corazón del futuro bebé también. Existe un tipo de malformación que también se puede asociar al consumo de alcohol durante el embarazo, denominada labio leporino.

La madre puede sufrir alteraciones en la placenta o abortos espontáneos. El feto puede presentar un peso mas bajo de lo normal, los bebés pueden ser más pequeños y crecer más despacio. En ocasiones, el bebé puede presentar retraso mental, hiperactividad, problemas de coordinación o los problemas de malformaciones anteriormente establecidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *