El consumo de marihuana (cannabis) puede estar relacionado con el desarrollo de síntomas psicóticos en adolescentes – y lo contrario también puede ser cierto: la psicosis en los adolescentes puede estar relacionada con un consumo, más tarde, de marihuana, según un nuevo estudio holandés.

Consumo-de-marihuana

Los investigadores se centraron principalmente en el orden temporal: ¿Viene primero el huevo o la gallina? Según muestra el estudio, se trata de una relación bidireccional.
Investigaciones previas han establecido vínculos entre la marihuana y la psicosis, pero los científicos cuestionaron si el consumo de marihuana aumenta el riesgo de enfermedad mental, o si las personas consumen la droga para aliviar sus síntomas psicóticos.
Según dijo el Dr. Gregory Seeger, director médico de servicios de adicción en Rochester General Hospital, en el norte del estado de Nueva York, lo interesante de este estudio es que ambos procesos ocurren al mismo tiempo. 

Los investigadores han estado especialmente preocupados por cómo el tetrahidrocannabinol (THC), la propiedad activa en la marihuana, podría afectar el crecimiento del cerebro de un adolescente. Ese es un período de tiempo muy vulnerable para el desarrollo del cerebro, y las personas con antecedentes familiares de esquizofrenia y psicosis parecen ser más sensibles a los efectos tóxicos de THC.
Un estudio realizado en el año 2010 con 3.800 adolescentes australianos encontró que aquellos que consumían marihuana tenían el doble de probabilidades de desarrollar psicosis en comparación con los adolescentes que nunca habían fumado marihuana. Sin embargo, ese estudio también encontró que los que sufrían de alucinaciones y delirios desde más jóvenes también eran más propensos a consumir la droga desde un principio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *