Si te encuentras contando calorías, esto puede ser un proceso bastante difícil de mantener y puede ser especialmente complicado si comes fuera de casa.
Contar calorías sobre una base diaria significa asegurarse de que mantengas un recuento de todo lo que comes, y disminuir o rechazar una gran cantidad de tus alimentos favoritos. Es un esfuerzo de mucho tiempo que también puede no permitirte disfrutar las comidas como deberías hacerlo.

Cuando se come fuera de casa, esto se vuelve aún más difícil. En primer lugar encontrarás que contar las calorías probablemente causará un efecto de burla de quienes te acompañan. Pueden opinar que es algo tonto y que por una vez que no lo hagas, no sucederá nada malo.
Además, notarás que realmente no puedes saber las calorías específicas en las comidas de un restaurante, porque no sabes exactamente cuáles son los ingredientes. Y luego está el hecho de que una gran cantidad de menús ni siquiera tienen nada en ellos que sea compatible con tu dieta. Entonces, ¿qué puedes hacer?

Tendrás que hacer tu investigación antes de ir a comer. Si buscas el restaurante entonces podrías ser capaz de encontrar el recuento de calorías de algunas de sus comidas. Esto es particularmente fácil con las cadenas alimenticias o en los bares, a menudo tendrán que señalar las calorías junto al elemento en el menú.
Por supuesto, a veces, seguirás eligiendo ciegamente los alimentos que comes en un restaurante y en esta situación, haz lo siguiente: come menos antes de ir, elige lo más saludable que puedas encontrar en el menú y luego anótalo como una comida con permisos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *