El aumento de la masa muscular que se puede lograr con entrenamiento se debe fundamentalmente a aumento del espesor de las fibras musculares del músculo, al igual que el crecimiento posnatal de los músculos durante el periodo de crecimiento del individuo.

musculo-esqueletico-estriado

En lo que respecta al aumento de espesor se debe a incremento del espesor de cada una de las fibras musculares, dado que no se puede demostrar aumento de la cantidad de fibras musculares durante el crecimiento de los músculos después del nacimiento.

El crecimiento en espesor de cada fibra muscular se debe al aumento de la cantidad de miofibrillas. El crecimiento longitudinal de los músculos, se debe a la producción de nuevos sarcómeros (unidad anatómica y funcional del músculo) que se agregan en la zona donde el músculo se une al tendón.

La cantidad de fibras en el músculo comienza a disminuir a partir de los 25 años de edad y además se reduce el tamaño de las fibras tipo II rápidas debido a atrofia. Ambos factores contribuyen a la menor fuerza muscular que se observa con la edad.

Si existe por alguna razón una destrucción traumática de la musculatura esquelética estriada, comienza la regeneración con la aparición de mioblastos (tipo celular precursor de la célula muscular). Estos se dividen en forma activa y se fusionan para formar nuevas fibras musculares del mismo modo que durante la histogénesis. A continuación se producen miofibrillas estriadas en las fibras recién formadas. En adultos el poder de regeneración es limitado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *