Tal vez no lo creas…, pero te diré que conozco a alguien que puede ayudarte.  Es una persona cabal, a la que a buen seguro le interesará ahondar en tu personalidad para sacarle el mejor partido. Es alguien capaz de compartir cada momento contigo, preocuparse al máximo por ti… estar ahí siempre, para lo bueno y lo menos agradable.  Desde luego, estoy segura de que no dudará en volcarse de cara a tu promoción en todos los sentidos; pues se dedicará a enriquecerte y empujarte hacia la sublimación.

mi-hijo-tiene-un-tic-nervioso-consejos

Sí…, puedo poner la mano en el fuego, esa persona te permitirá comprobar que tu voluntad no tiene límites y que la capacidad de superación puede abrirte las puertas del éxito personal. En realidad, creo que incluso podrá compartir contigo situaciones de descontrol que; a fin de cuentas, terminarán perfilando un camino hacia la satisfacción. Es más, llegará el día en que te sientas tan confortado por su presencia que no dudarás en proporcionarle tu confianza más absoluta.  Se forjará, pues, una sensación de seguridad y bienestar poco comparable con ninguna otra experiencia. El caso es que irá contigo a todas partes, acudirá contigo a cada convención, se presentará contigo en todos y cada uno de los actos que conformarán tu vida, vivirá contigo, comerá contigo, disfrutará contigo,  llorará contigo y; sobre todo, reirá contigo porque cada momento podrá llegar a ser una celebración;  se irá a la cama contigo (interprétame mal) y se levantará contigo.

Y es que… claro… quien más te puede ayudar, tu mejor amigo… quien está ahí por ti… ESA PERSONA ERES TÚ.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *