El ginseng es una planta medicinal con origen en Asia. Esta planta, que recibe el nombre científico de Panax Ginseng, clásicamente ha estado asociada a una amplia variedad de actividades mágicas en distintas partes del mundo, atribuyéndosele la curación de todo tipo de enfermedades.

ginseng

La zona de crecimiento típica para el ginseng son los bosques ubicados en las montañas, los sitios húmedos ubicados en la penumbra y lugares similares. Las dos variedades más conocidas de esta especie son la de ginseng blanco y ginseng rojo.

La mayor parte de los usos con fines medicinales que se hacen hoy día a partir del ginseng están concentrados en sus excelentes propiedades como revitalizante y estimulante. Esta planta medicinal es excelente para mejorar todo tipo de desempeño físico y es muy buena como mejoradora de la memoria. El ginseng es utilizado tanto por personas de la tercera edad (mejora la memoria) como por jóvenes y adultos interesados en mejorar su desempeño físico en deportes y actividades de gran exigencia física o mental.

La forma de preparación clásica para el ginseng es en forma de decocción. Lo más adecuado es hervir esta planta medicinal en un poco de agua (la concentración de hierba y agua debe ser de un gramo por cada taza de líquido). Se puede dejar hirviendo por alrededor de 3 minutos y se bebe una taza al día. Como extracto fluido el ginseng puede ser consumido en forma de gotas. La dosis recomendada para beber con esta planta es de unas 3 gotas al día (deben ser diluidas en un poco de agua al momento de ser tomadas). Otras opciones son las del polvo de raíz seca (las dosis van de 1 a 4gs al día, en función de las necesidades particulares) o el extracto seco (200mg al día).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *