Realizar ejercicio físico en forma regular es uno de los mejores hábitos que se pueden practicar para mantenerse saludables.

No es aconsejable realizar actividad física intensa si no estamos en óptimas condiciones ya que puede empeorar la patología que se tiene.

suspenderejercicio

Las afecciones que se complican cuando se realiza actividad física son: 

-Resfríados y catarros: Si se realiza actividad física intensa con esta patología el sudar puede agravar los síntomas y alargar la resolución del cuadro. Se puede salir a caminar pero no se recomienda ejercicio fuerte hasta que se cure totalmente el resfriado o catarro.

-Insuficiente horas de sueño: Si no se durmió las 7 u 8 horas aconsejadas no es aconsejable entrenar o ejercitarse porque no se habrá descansado suficiente y esto provocar una fatiga importante. Se debe descansar bien para tener energía para poder realizar la actividad física sin problemas.

-Fiebre: A veces se tiene fiebre pero no otros síntomas por lo que la persona no se siente mal.  No es recomendable ejercitarse cuando se tiene fiebre porque se va forzar al organismo mientras está luchando contra una infección. Además aumenta la probabilidad de deshidratación y fatiga cuando se tiene fiebre.

-Lesiones y dolores por ejercicio o caídas entre otras causas: Los dolores y lesiones en articulaciones o músculos pueden ocurrir por diferentes razones. Por eso aunque sea leve la lesión o el dolor se debe descansar unos días y de a poco volver a ejercitarse para evitar sobrecargar al cuerpo y que la lesión empeore.

-Brotes de asma: Las personas que sufren de asma pueden realizar ejercicio pero cuando hay crisis asmáticas fuertes se debe suspender la actividad física hasta que se estabilice el cuadro.

 

Es contraproducente ejercitarse cuando se está enfermo, por lo que hay que suspenderlo hasta que se logro la recuperación total. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *