Si alguna vez hemos tomado un medicamento bajo prescripción médica o algún remedio de venta libre, seguramente leímos el prospecto que viene con estos y la advertencia que nos dice si tomar el medicamento con el estómago vacío o después de comer. La cuestión parece simple, pero existen algunas peligrosas interacciones con las drogas que ocurren cuando son combinadas con ingredientes en algunas comidas o bebidas.

medicamentos

Los beneficios de la mayoría de los medicamentos recaen en general en cuán bien se absorbe, metaboliza y elimina del organismo (su biodisponibilidad). Desde el momento en que una medicación es digerida y luego viaja por todo el cuerpo y la sangre, se topa con otros químicos a lo largo del camino. A veces la unión entre estos es intencionada; por ejemplo una droga que primero requiere determinada enzima u otra sustancia que la metabolice antes de volverse activa. Pero otras veces, la mezcla tiene una nueva,  no intencionada y potencialmente tóxica acción en el cuerpo, una que puede elevar o disminuir la cantidad de droga o convertirla en otra cosa. La interacción no planificada no solo causa fallas en el tratamiento, sino que también puede tener consecuencias mortales.

Existen unos pocos tipos de interacción de las cuales estar atentos: las que ocurren cuando se utilizan dos drogas o más a la vez, y las que ocurren cuando se combinan ciertas drogas con los ingredientes de bebidas o comidas. Lo peligroso, además, es que algunas de estas, son consumidas diariamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *