¿Por qué alguien querría descuidar su salud, un elemento tan importante en la vida para vivirla con buena calidad?

Es evidente que nadie razonablemente inteligente y en sus cabales descuidaría su salud premeditadamente, a no ser que tenga intenciones autodestructivas muy fuertes. Sin embargo son muchos los factores psicológicos que inciden en una persona para, en ciertas circunstancias, no cuidar adecuadamente de algún aspecto relativo a su salud.

salud-y-cuidado-personal

Como todos sabemos el cuidado de la Salud tiene muchos elementos a tener en cuenta: uno de ellos es la Salud física, que comprende nuestra Anatomía y nuestra Fisiología, como venimos armados “de fábrica”, nuestra genética y herencia, cómo funcionan todas y cada una de las partes de nuestro cuerpo, cómo el medio y las actividades que tenemos, y las cosas que nos suceden influyen en nuestro físico, cómo cambian con la edad nuestros temas de salud, etc…

 

En todos estos aspectos puede haber bloqueos de la persona que le impiden o que le dificultan encarar un cuidado adecuado, por ejemplo aquellas personas que no quieren enfrentarse con enfermedades genéticas que han visto padecer, con mucho dolor, a sus padres o sus abuelos y que temen, más allá de lo normal, que les sean trasmitidas; en consecuencia, en vez de tomar precauciones en esos temas, los suprimen mentalmente y no se ocupan de ellos como debieran.

 

En otros casos sucede que las personas intuyen tener padecimientos que surgen como consecuencia del trabajo que tienen y no quieren ocuparse de esas patologías por temor a que eso les dificulte un rendimiento adecuado en lo laboral o le impida continuar con esa actividad; por lo tanto, en vez de tratar el tema médicamente y cuidarse, prefieren hacer una negación del mismo. En otros casos se produce un no querer aceptar el paso del tiempo.

 

Obviamente con los años la salud requiere de otros cuidados y de otras atenciones: aquellas personas a las que les cuesta aceptar los años, pueden caer en el riesgo de no tratarse las afecciones que empiezan a aparecer como una forma de negar la edad, con lo cual las consecuencias físicas pueden ser peores.

 

Y estos son sólo algunos ejemplos de bloqueos psicológicos que pueden afectar el cuidado de la salud en la persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *