Es toda una decisión acudir al nutricionista en busca de ayuda para poder adelgazar o controlar alguna enfermedad relacionada a la comida. Se recomienda ir al nutricionista o nutriólogo cuando:

-se necesita perder peso o aumentar de peso saludablemente

-se padece enfermedades cardiovasculares, diabetes, presión alta, gota, problemas digestivos, osteoporosis, celiaco

-se busca quedar embarazada

-se debe aprender a comer a niños con sobrepeso o personas que se están por someter a una cirugía bariatrica

-personas desórdenes alimenticios como bulimia y anorexia

-deportistas que requieren lograr un máximo desempeño físico

-personas con alergias alimentarias o intolerancias a algún alimento

-personas con deficiencias alimentarias tanto niños, adultos como ancianos como anemia, falta de calcio entre otras

-recuperación de cirugías y estados de convalecencia

nutricionista

Es importante ir al nutricionista cuando tenemos problemas con nuestra alimentación más allá de la causa ya que este especialista nos podrá dar las herramientas para comer sano y cuidar nuestra salud.

En general el trabajo es multidisciplinario entre otros médicos y el nutricionista para tratar la mayoría de las patologías.

El nutricionista es capaz de diseñar una dieta específica para cada persona de acuerdo a su estado de salud y gustos personales con la comida.

Hay que pedir ayuda a los nutricionistas pero no solo cuando queremos adelgazar sino para tratar otras afecciones.

Los tratamientos para bajar de peso realizados con un nutricionistas son muy exitosos por lo que podemos hacerlo con el apoyo de estos profesionales y no solos para que sea más sano y seguro.

1 comentario

  1. Loli

    18 Julio, 2014 a 10:25

    Para la bulimia y la anorexia necesitan un psiquiatra y psicólogo porque el problema no es lo que comen sino que no comen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *