La deshidratación puede conducir a sentirse exhausto y aturdido, dicen los expertos. Usted también podría desarrollar un desequilibrio de los electrolíticos, calambres musculares y un mayor riesgo de insolación. El viejo adagio recomienda “ocho vasos de agua al día”,  esto todavía sirve hasta cierto punto,  la gente necesita más que esto, dicen algunos médicos.

agua_botella

Los hombres deben beber más de 13 vasos de ocho onzas de agua al día, y las mujeres necesitan nueve. Las mujeres embarazadas y las madres lactantes necesitan más agua que sólo ocho vasos de ocho onzas cada una.

Los refrescos no cuentan, dijo Heather Ortiga, coordinadora de los servicios de fisiología del ejercicio, en el Cleveland Clinic, en Ohio. Frutas y hortalizas como la sandía, el tomate y el apio ayudan a tener más agua, pero no cuentan para las recomendaciones diarias de vasos de agua.

Mantenerse hidratado ayuda a reprimir el apetito, lo cual es bueno para aquellos que están tratando de perder algunos kilos o mantener un peso saludable. Se recomienda, beber dos vasos de agua entre las comidas, además de uno o dos vasos con cada comida.

Especialmente tiene que tener el hábito de beber mucha agua, cuando se realiza ejercicio al aire libre. Beber dos vasos de agua antes de hacer ejercicio,  el primero, con una a dos horas de antelación y el segundo vaso media hora antes del entrenamiento. Durante el ejercicio, debe beber en promedio, medio vaso cada 15 minutos.

Si vas a estar fuera  haciendo ejercicio vigoroso durante una hora, sólo beba agua. Pero si va a estar fuera más que eso y  está centrado en el rendimiento, considere también una bebida deportiva, como Gatorade o Powerade. El azúcar en el jugo o la soda, puede causar malestar gastrointestinal, haciendo que algunas personas se sienten hinchadas o con náuseas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *