Muchos investigadores sugieren que se requiere muchas más cantidad de las recomendaciones usuales. Resulta imprescindible para la salud y debe ser obtenida de los alimentos, por lo que las autoridades sanitarias de todo el mundo recomiendan una ingesta diaria de 60 a 90 mg de vitamina C. Estas cifras se basan en que una dosis de 148 mg provoca la concentración máxima en la sangre, lo que supuestamente indica que el cuerpo no utiliza aportaciones por encima de esa canti- dad. Sin embargo, algunos autores no están de acuerdo con la dosis recomendada ni con la fundamentación científica.

vitamcbounty

Según Steve Hickey y Hilary Roberts, profesores de Farmacología en la Universidad de Manchester (Reino Unido), se ha utilizado un método científico equivocado. Sostienen que el principal error ha sido no darse cuenta de que la mayor parte de la vitamina C ingerida es utilizada por el cuerpo en la primera media hora. Debido a su corta vida media, cinco dosis de 100 mg tomadas a lo largo del día producen concentraciones en la sangre más altas que si se toma una dosis única de 1.000 mg. además, la teoría oficial toma como referencia absoluta el valor en la sangre a las 12 horas y no tiene en cuenta la concentración de vitamina en otros tejidos.

En el cerebro, por ejemplo, es 19 veces mayor que en el plasma, lo que evidencia que los niveles sanguíneos no pueden servir para establecer las necesidades y los efectos de la vitamina en todo el cuerpo. Y la recomendación oficial tampoco tiene en cuenta que fumadores, embarazadas diabéticos, mujeres que toman estrógenos o píldoras anticonceptivas, e incluso personas que consumen aspirinas necesitan mucha más. Así pues, la propuesta de Hickey y Roberts para mante- ner niveles altos de vitamina C en la sangre es tomar 2.500 mg diarios divididos en varias dosis, y en personas con problemas específicos, incluso más cantidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *