La postura del cuerpo es el resultado de la evolución de la especie humana y difiere entre las personas. Está influenciada por la raza, el sexo, el medio ambiente y por factores genéticos, sociales y culturales.

postura

Los desequilibrios posturales son frecuentes en las curvas cervicales y lumbares, al igual que en los miembros inferiores, ya que estas zonas han sufrido mayores variaciones con el paso de los años. Las mujeres dejan la salud y la comodidad de lado cuando se trata de verse más esbeltas y a la moda. Al caminar, los pies soportan cuatro veces el peso del cuerpo y al subirse a los tacos se acentúan los desequilibrios ya que en bipedestación, es decir cuando se está de pie el peso debe distribuirse sobre todo el pie de forma armoniosa, en cuatro puntos de referencia. El dedo gordo es un primer apoyo; el borde externo del pie, el segundo; el tercero y cuarto apoyo lo brinda el hueso calcáneo, el que no debe tener más peso adentro que afuera ni viceversa.

Con los tacos aumenta la presión sobre la parte anterior del pie y adoptamos posturas forzadas, como sacar la cola o elevar el mentón ya que el cuerpo necesita de estos mecanismos compensatorios para mantener la horizontalidad de la mirada.

También se debe tener en cuenta no solo la altura del taco sino también lo seguro o no que este el pie en el calzado, ya que son frecuentes los esguinces de tobillos en botas o zapatos muy anchos.

Todo esto se traduce con el tiempo, en acortamiento de la pantorrilla, lo que produce dolores en esta zona cuando se está descalza, dedos en garra o martillo, juanetes, tendinitis y hasta osteoartrosis de rodilla, patología más frecuente en el sexo femenino que en el masculino.

Concluyendo es bueno resaltar que es preferible estar cómodo antes que esbelto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *