Aspergilosis es un grupo de enfermedades causadas por cierto tipo de hongo llamado Aspergillus, que suele encontrarse en una gran diversidad de ambientes tanto exteriores como interiores. La mayoría de las cepas de este organismo son inofensivas, pero algunas pueden causar serias complicaciones cuando las esporas son inhaladas por personas que se encuentran inmunodeprimidas, tienen alguna enfermedad pulmonar adyacente o padecen de asma.

aspergilosis

Las enfermedades que causa el aspergillus, usualmente atacan al sistema respiratorio. En algunas personas, las esporas disparan una reacción alérgica; otras desarrollan infecciones pulmonares que pueden llegar a ser muy serias. La forma más peligrosa de aspergilosis, ocurre cuando la infección se disemina hacia los vasos sanguíneos y demás órganos del cuerpo.

El tratamiento adecuado dependerá del tipo de enfermedad que se desarrolló. En el caso de una aspergilosis invasiva pulmonar, se utilizan medicamentos antimicóticos como tratamiento estándar. Estas drogas pueden causar serios efectos adversos, incluyendo daño a los riñones y el hígado, y frecuentemente interactúan con otras medicaciones que se les suele administrar a personas con el sistema inmunológico comprometido.

Debido a que estos medicamentos antimicóticos no suelen resultar muy eficaces, se puede llegar a considerar una intervención quirúrgica para remover la masa micótica cuando ocurre sangrado de la masa en los pulmones. Pero la cirugía es riesgosa, por lo que puede llegar a sugerirse una embolización como alternativa. En este procedimiento, se inserta un pequeño catéter en una de las arterias que suministra sangre a la cavidad que contiene la masa micótica, y se inyecta un material especial que genera un coágulo en la arteria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *