Cuando aparecen las marcas de las varices o las popularmente conocidas arañitas en las piernas se cree que la única manera de eliminarlas es con cirugía.  Antes de pasar por el quirófano es importante saber que existen métodos naturales para prevenir y tratar estos trastornos sanguíneos.

varicosas

 

Entre los primeros cuidados que se deben tener en cuenta se encuentra la alimentación, es importante contar con una dieta diaria que sea correcta. Se debe consumir principalmente alimentos ricos en fibra, a ello se le tiene que incluir hortalizas, frutas, verduras crudas, ajo y piña.  Hay que reducir el consumo de sal, ya que esta aumenta la presión sanguínea y puede producir una dilatación de los vasos sanguíneos. Además se puede agregar  alimentos con vitamina C y E, Omega 3Co Q10.

Una buena dieta debe complementarse con actividad física, y es importante no pasar varias horas en la misma posición, se debe caminar y moverse lo máximo posible, hay que evitar la ropa que sea demasiado ajustada y los calzados incomodos.

En lo que respecta a la medicina natural, se puede hacer un tratamiento incorporando complementos de levadura de cerveza, infusiones de diente de león, té rojo y algunas plantas como rusco, malva, cola de caballo, uva roja, milenrama, arándano, grosellero y castaño.

Las plantas consideradas como medicinales tales como la achicoria, agrimonia, castaño de indias, ciprés, encima, hammamelis, consuelda y el llantén se pueden aplicar de forma externa y ofrecen muy buenos resultados.

Además de estos métodos la hidroterapia resulta beneficiosa, es una de las técnicas que consiste en alternar duchas de agua fría y caliente en las piernas para favoreces la circulación sanguínea.

Este padecimiento cursa por etapas, cuando hay signos y síntomas manifiestos se debe concurrir a un especialista, es necesario asesorarse y tratarse para retrasar las fases mas avanzadas. Y en los periodos sin enfermedad a la vista, se debe seguir con la prevención, es recomendable usar medias elásticas, evitar el calor directo, combatir el sobrepeso y el sedentarismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *