Las úlceras son lesiones que se presentan en la pared del estómago o el duodeno, que perforan muy profundamente la capa muscular que recubre al mismo. Estas dolencias suelen ser crónicas y también pueden re aparecer una vez tratadas.

estomago

Las lesiones son causadas generalmente por la ingesta excesiva de alcohol, el uso regular de ácido acetilsalicílico, ibuprofeno o naproxeno u otros antiinflamatorios no esteroides.

También por el consumo de tabaco y a aquellos que tienen antecedentes familiares de úlceras o dispone de sangre tipo O, reúnen mayor probabilidad de padecer una úlcera duodenal.

Una rara afección llamada síndrome de Zolliger- Ellison suscita úlceras duodenales y estomacales. Las personas que padecen dicha enfermedad tienen un tumor en el páncreas que libera altos niveles de una hormona, la cual produce un aumento en el ácido estomacal.

No está confirmado si el stress es causante de las úlceras, pero se sabe que aquellos pacientes usan respirador corren el riesgo de presentar úlcera gastroduodenal aguda, posibilidad de hemorragia digestiva alta y lesión aguda de la mucosa.

ulcera-peptica

Los síntomas a tener en cuenta de una úlcera gástrica suelen ser, dolor de estómago durante la noche, sensación de pesadez, hinchazón, ardor o dolor estomacal, vómitos y pérdida de peso.

Es importante como en todos los casos de problemas gástricos reacondicionar la alimentación diaria, la cual debe incluir alimentos que puedan reducir la secreción de ácido clorhídrico en el sistema digestivo, como así también evitar el exceso de trabajo gástrico.

En estos casos es muy importante evitar, los lácteos, elegir carnes magras, es decir, con poca grasa, evitar los alimentos ricos en fibra, no beber gaseosas, y no consumir cantidades excesivas de azúcar.

Se tienen que evitar especialmente los alimentos ácidos como los cítricos tales como naranja, limón, pomelo, frutillas, sandía, melón, y los vegetales como el apio, la cebolla, el ajo, y el pimiento. La fitoterapia recomienda infusiones  de caléndula, jengibre, y manzanilla, entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *