La podología es una disciplina que se encarga de tratar enfermedades y anomalías en los pies. En cambio la pedicure se encarga de solucionar problemas estéticos o de menor gravedad en los pies. A veces no sabemos si acudir a un podólogo o un pedicuro por no tener claro que tipo de trabajo y tratamientos realiza cada uno.

pedicura

Los podólogos se ocupan de tratar afecciones como:

-problemas de infecciones hongos
-durezas y callos
-pie plano o cabos
-lesiones deportivas
-fascitis plantar
-juanetes
-dedos en garra
-ojos de gallo
-papilomas
-mal olor en los pies
-lesiones en las uñas
-dolor planta de los pies
-sabañones
-pie diabético
La pedicure logra en los pies:

-el recorte adecuado de las uñas
-tratamientos para embellecer uñas y el pie
-eliminar callosidades del pie
-uñas encarnadas
-masajes exfoliantes
-hidratación de los pies
Cuando se tiene dolor o molestia al caminar y no se conoce la razón es importante consultar a un podólogo para que realice un diagnostico.

Los tratamientos tanto de los pedicuros como de los podólogos suelen mejorar la salud pero también la estética de los pies.

Es importante cuidar los pies ya que es una parte del cuerpo que suele ser bastante maltratada.

Si descuidamos los pies pueden aparecer deformaciones, dolores y malestares que luego complican el caminar.
Siempre se debe acudir a un podólogo matriculado y a un pedicuro con conocimientos reales que nos ayuden a tener los pies sanos y bellos.

1 comentario

  1. marisa roca

    21 abril, 2014 a 0:45

    Es verdad, que no le damos el cuidado que necesitan y luego nos lamentamos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *