El arbusto del guaraná es originario de las selvas del Amazonas, lugar que emplea sus propiedades terapéuticas desde hace cientos de años, de hecho, mientras que en los países europeos se consumen los refrescos de cola, en muchos de Suramérica prefieren los de guaraná.

guarana2

Pero, ¿qué beneficios nos ofrece esta planta?

Sobrepeso

De igual forma a como actúa el té rojo o el té verde, el guaraná, y en especial el polvo de guaraná se utiliza para complementar dietas y tratamientos de reducción de peso, aunque siempre de forma controlada. Para beneficiarnos de su acción activante del metabolismo “quema-grasas”, añadiremos una pizca de su polvo a la leche o al yogur.

Falta de atención

Otro conocido uso de esta planta es su acción estimulante y aumentante de la capacidad de concentración, así que, si notamos un rendimiento mental por debajo del esperado o deseamos aumentar la atención, tomaremos un poco de guaraná en cualquiera de sus presentaciones (comprimidos, polvos, líquido, etc.), respetando las dosis adecuadas.

Astenia otoñal

La sensación de fatiga y decaimiento que provocan determinados momentos del año como el otoño también se puede combatir con el guaraná en cualquiera de sus formas, y es que un vaso de este líquido proporciona más del doble e incluso el triple de cafeína que una taza de café.

Bajo rendimiento físico

Muy conocido también por deportistas que quieran rendir a su máximo, las pastillas de guaraná o bien su forma líquida aumentan la resistencia física, mantienen el autocontrol y mejoran el rendimiento de los músculos, cualidades muy apreciadas en la mayoría de actividades físicas.

Por su alta incidencia en el sistema nervioso, el guaraná se desaconseja en casos de insomnio, problemas cardiovasculares y niños pequeños. Además, se debe tomar preferentemente por la mañana (para no interferir en el sueño nocturno) y no se aconseja prolongar su uso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *