Las súper infecciones son infecciones secundarias causadas por bacterias que usualmente se desarrollan en nuestro cuerpo cuando este se encuentra luchando contra un virus. Generalmente, las bacterias que causan estas súper infecciones ya se encuentran dentro de nuestro organismo. Sin embargo, es mientras luchamos contra otro organismo que tienen la oportunidad de invadir nuestros pulmones o senos paranasales y pueden causar infección.

hib

Estudios han demostrado que los resfriados o la gripe, de hecho, aumentan la susceptibilidad a las infecciones bacterianas como el estreptococo pneumonia, haemofilus influenza, y un grupo A de estreptococos y estafilococos. En animales, los estudios demostraron que la ruptura del revestimiento del tracto respiratorio es un hecho mayor. Otros estudios encontraron que la respuesta viral a una infección puede emitir químicos que interfieren con las células que matan a las bacterias.

Normalmente desarrollamos un resfriado o una gripe. Se puede estar enfermo por una semana o más, pero apenas nos empezamos a sentir mejor, la fiebre aumenta repentinamente y los síntomas empeoran. La sinusitis bacteriana es probablemente una de las causas más comunes de las súper infecciones. Se desarrolla luego de un resfriado común (rinitis). Este comienza con estornudos, goteo de la nariz acompañado con secreciones y nada de fiebre. Si luego de una semana o dos se empieza a desarrollar fiebre, dolores de cabeza severos, o si las secreciones nasales son más espesas y con un color amarillo verdoso, es probable que se haya desarrollado una súper infección de sinusitis bacteriana.

Las más peligrosas y letales súper infecciones son las neumonías secundarias que se desarrollan luego de un resfrío. Ante cualquier síntoma extraño, lo mejor es consultar rápidamente con nuestro médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *