Los fumadores adultos son 2 veces más propensos a desarrollar problemas de salud oral que aquellos que pudieron derrotar el hábito, según hallaron investigadores del Centro de control y prevención de enfermedades de Estados Unidos.

Dejar-de-fumar-puede-reducir-a-la-mitad-los-riesgos-de-problemas-orales

Comparados con las personas que nunca fumaron, los fumadores habituales son 4 veces más propensos a desarrollar condiciones orales como cáncer en la boca, enfermedades en las encías y caries.
Los investigadores también hallaron que los fumadores entre las edades de 18 y 64 años son 1,5 veces más propensos que los ex fumadores y 2 veces más propensos que los no fumadores a tener 3 o más problemas orales.

Aunque los fumadores habituales se mostraron más propensos a reconocer la importancia de los problemas en su salud oral, eran menos propensos a visitar a un dentista por algún problema existente. Los investigadores reportaron que las personas que fuman son unas 2 veces más propensas a no haber hecho una visita al dentista en 5 años o más.

La razón principal de esto, dicen los mismos fumadores, fue que alegaban no poder pagar el tratamiento dental. Más del 56 por ciento de los fumadores habituales o no podían costear el tratamiento o no tenían ningún seguro médico.

Los profesionales que llevaron a cabo este estudio enfatizan en que la investigación ha demostrado durante mucho tiempo una relación entre el uso de tabaco y las enfermedades orales. Además, los problemas de la salud oral podrían ser alerta roja para el desarrollo de muchas condiciones serias como la diabetes, el VIH o enfermedades cardiovasculares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *