Raramente pasa alguna semana sin que una compañía anuncie una nueva droga diseñada para ayudarnos a vivir una vida más sana y longeva.
Las medicaciones pueden, de hecho, hacer mucho en cuanto a la cura, prevención o alivio de muchas enfermedades. Pero tomar un puñado de píldoras cada día crea su propio riesgo médico, lo cual crea una creciente preocupación entre los profesionales de salud por la gente que toma demasiadas medicaciones para su propio bienestar.

medicamentos1

El consumo de más medicaciones de las que uno necesita es identificado con el concepto “polifarmacia”, y esto no sólo incluye las drogas bajo prescripción médica sino también las incontables cantidades de medicamentos de venta libre y suplementos dieteticos.
Mientras más medicación toma una persona, más propensa esta es a experimentar problemas en tres áreas claves:

– Interacción entre drogas. Las drogas pueden funcionar una en contra de la otra en maneras muy peculiares, y mientras más medicaciones sean adheridas en un régimen diario, mayor es el riesgo de que estos problemas ocurran, pudiendo afectar seriamente la salud de la persona.

– Obediencia ante las tomas de cada droga. Al intentar seguir el rastro de múltiples medicaciones puede volverse una carga, haciendo que las personas abandonen la obediencia a las directivas del uso de una medicación. Esto puede afectar seriamente la salud si, por ejemplo, se interrumpen drogas contra la hipertensión, antibióticos o para algunas condiciones neurológicas, entre otras.

– Efectos adversos. Cada medicación que es ingerida viene con sus propios efectos colaterales. Muchos medicamentos y principios activos significan muchos riesgos. Y una vez que alguno de los efectos colaterales aparece, puede ser más difícil de identificar cuál es el problema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *