Mucha gente con depresión desarrolla una sintomatología crónica que es resistente a los mejores intentos de tratamiento. A veces se puede encontrar una respuesta y alivio al malestar, pero otras veces nada parece ayudar y el sufrimiento, si no empeora, continúa.

depresiva

Existen muchas razones por las cuales los síntomas psiquiátricos no desaparecen aun con medicación y psicoterapia. En una vista general, hay tres razones principales por las cuales la psicoterapia puede no estar funcionando: el terapista inadecuado, la terapia inadecuada o resistencia a la terapia.

Antes de decidir que la psicoterapia no es lo que a uno le funciona, se debe plantear primero cómo se sintió ante el terapeuta y la terapia aplicada. Si alguna de las dos (o ambas) parecían no funcionar, sería conveniente intentar, al menos una vez más, con una diferente.

En cuanto a la medicación, existen dos posibilidades principales para la falta de respuesta. O bien el organismo es resistente a los antidepresivos, o los antidepresivos no son los medicamentos adecuados para el problema que se tiene.

Estudios científicos demuestran que otras intervenciones pueden ser muy prometedoras para tratar la depresión, por ejemplo el ejercicio, la meditación y una dieta saludable.

Además, es muy importante que la persona que se encuentra sufriendo se plantee realmente si está haciendo algo para combatir su situación de malestar o si, por el contrario, mediante hábitos dañinos está auto-generando un empeoramiento de los síntomas, una especie de auto boicot.

En este tipo de patologías, es de enorme importancia el factor de la intención que el enfermo tenga de poder superar la situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *