Desde el nacimiento, la evolución en la estatura del niño forma parte de su crecimiento y desarrollo  hasta que adquiere la altura definitiva. Por lo general el pediatra controla y establece la curva de crecimiento con cada revisión periódica.

Desarrollo

La talla baja

  • Si la altura del niño es inferior al promedio el niño tiene una talla baja. Esto no supone mayor problema si no está relacionado con un trastorno específico de salud.
  • Se mide mediante una escala cuyo promedio está en torno al percentil 3.
  • Puede deberse a un retraso en el desarrollo, donde el niño tiene una talla baja, pero su crecimiento es constante y al cabo del tiempo adquiere una talla que entra dentro de lo normal.
  • Puede estar ocasionada por herencia genética, si los padres también tienen una estatura baja.

 

Los problemas de salud que ocasionan baja estatura o retraso del crecimiento

  • Trastornos óseos. Traumatismos, infecciones o una mala alimentación, puden influir en el desarrollo adecuado del esqueleto infantil.
  • Enfermedades crónicas y trastornos genéticos también puden afectar al correcto crecimiento.
  • Deficiencia de la hormona del crecimiento (GH). Puede corregirse con la propia administración de la hormona. Se realiza mediante inyecciones diarias que forman parte de un tratamiento supervisado por el endocrinólogo.

 

Crecimiento en la pubertad

Puede haber diferencias en cuanto al sexo y a la edad:

  • Niños. Por lo general su desarrollo comienza más tarde y su talla aumenta más. El crecimiento se acelera y adquiere la madurez sexual.
  • Niñas. La pubertad se presenta antes que en los niños y desarrollan también los caracteres sexuales como aparición de vello, desarrollo mamario, etc…

Puede suceder cierto retraso en el desarrollo donde el niño parecerá más bajo de lo normal, pero alcanzará la talla adecuada cuando éste se presente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *