En el verano nada mejor que tener una buena variedad de opciones en desayunos refrescantes. Por la pérdida de agua debida a las altas temperaturas del verano es importante consumir desayunos con alto contenido de agua e hidratos de carbono (nos dan la energía que necesitamos por la mañana y hasta tomar el almuerzo). Los alimentos más indicados para este momento —reúnen estas dos características, altos en agua y azúcares— son las frutas.

desayunoverano

Los desayunos refrescantes más atractivos que podemos preparar en el verano deben incluir al menos una fruta de estación. Algunas personas, sin embargo, prefieren una macedonia. La macedonia (o ensalada de frutas) combina 2 o más frutas cortadas en pedazos pequeños y servida en un bol grande. Si comemos una macedonia de buen tamaño no tenemos necesidad de consumir ningún otro alimento para completar un buen desayuno.

En caso de elegir tomar frutas enteras como desayunos refrescantes lo más recomendable es no combinar frutas ácidas (como los cítricos) con frutas dulces (como la banana y el mango). Estas recomendaciones, en la medida de lo posible, deben ser mantenidas al momento de preparar una macedonia.

Las personas que sientan la necesidad de seguir comiendo tostadas en su desayuno de verano pueden untar sus panes con mermelada de frutas. Una excelente idea para acompañar las tostadas con mermelada en el verano es tomar zumo de frutas. De esta manera estamos incorporando líquido e hidratos de carbono. Un zumo de fruta es el complemento alimenticio ideal para todas las personas que desean consumir buenas cantidades de calorías con poco volumen (por ejemplo, si exprimimos 3 naranjas tenemos un vaso lleno de jugo, que se puede beber en poco tiempo y no genera demasiada hinchazón en el estómago). Y si tenemos hambre podemos agregar una fruta adicional (entera, no en zumo).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *