Las meninges son órganos constituidos por tejido conectivo que rodean el encéfalo y la médula espinal, el nervio óptico y las porciones iniciales de las raíces de los nervios craneales y espinales. Existen tres membranas encefalomedulares (a menudo denominadas membranas encefálicas), la más interna es la piamadre, la intermedia es la aracnoides y por último la más gruesa, la duramadre. La aracnoides y la piamadre se denominan en conjunto membranas encefálicas blandas o leptomeninges.

meningitis1

La meningitis es una enfermedad que se caracteriza por la inflamación de las leptomeninges, que puede ser causada por infecciones virósicas, bacterianas u otro tipo de microorganismo como los hongos. También, aunque en menor medida, ciertas drogas pueden ocasionar reacciones inflamatorias en estos órganos.

Debido a encontrarse tan próxima al cerebro y médula espinal, la meningitis puede ser una enfermedad mortal de no ser tratada, y por lo tanto es clasificada dentro de las emergencias médicas.

Si bien se puede realizar un análisis de sangre para detectar marcadores de inflamación o infección en la misma, el estudio más certero y preciso para diagnosticar meningitis es la punción lumbar, para poder analizar el líquido cefalorraquídeo, aunque este procedimiento conlleva ciertos riesgos y está contraindicado si la presión del líquido cefalorraquídeo es muy alta o si se sabe de algún tumor o absceso que esté alojado en el cerebro.

En el caso que se decida realizar una punción lumbar, el líquido cefalorraquídeo analizado ayudará a determinar la causa de la enfermedad y, por lo tanto, el tratamiento adecuado para esta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *