Sin la necesidad de tener que asistir a un médico tratante, una persona podría llegar a conocer si está siendo afectada de esta bursitis en alguna de sus articulaciones; para ello únicamente se requiere de un pequeño autoanálisis muy fácil y sencillo de realizar:

  • En primer lugar, debemos localizar el lugar afectado por la bursitis.
  • Luego de ello intentaremos ver si la región se encuentra inflamada y con un color rojizo.
  • Con nuestro tacto debemos palpar la región que rodea al área afectada.

Con esto sencillos pasos, una persona puede reconocer fácilmente si en dicha articulación pudo haberse presentado esta enfermedad, debiendo sentirse algo de dolor al pasar el dedo por dicha región. También se puede tratar de realizar un pequeño movimiento (sin brusquedad), algo que si tiene un nivel de dificultad y dolor, entonces nos podría estar informando dicho padecimiento.

Tratamiento sugerido para la bursitis

La mayoría de los casos que presentan sintomatología de bursitis suelen desaparecer casi de forma automática, no debiendo acudir a ningún tipo de tratamiento especial para su curación. Pero si una persona llega a estar afectado de una bursitis aguda, es recomendable:

  • No realizar esfuerzos demasiado fuertes que impliquen el uso de dicha articulación.
  • Se debe aplicar algo de calor o frío (el médico indicará) al área afectada.

El mismo médico podrá indicar determinado tratamiento para eliminar la hinchazón y el dolor que se está sufriendo en dicha área; para ello hará uso de determinados corticoides, siendo quizá uno de ellos la prednisona.

De forma paulatina, es recomendable que se empiecen a realizar una determinada cantidad de ejercicios suaves utilizando la articulación afectada por bursitis; si esto no ha solucionado el problema, quizá sea necesaria una cirugía.

Si se trata en cambio de una bursitis crónica sin infección, un tratamiento con el uso de un método agresivo puede ser requerido, algo que puede involucrar a:

  • Una fisioterapia intensiva.
  • Inyecciones de corticoides.

Cuando la bursa se encuentra inflamada (que puede ser un signo de infección), el médico tratante podría llegar a extaer algo del líquido acumulado para su respectivo análisis, debiendo proporcionar una medicación a base de antibióticos para su completa sanación.

1 comentario

  1. Mercé

    22 Octubre, 2012 a 11:20

    Tratamiento paralisis facial repetitivas diagnostico sindrome merkelson rosenthal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *