El sida no se llega a manifestar de forma inmediata en una persona que ha sido infectada por el virus VIH; por esta razón hay quien recomienda que se debe realizar la prueba de sangre aproximadamente entre un mes o a las 6 semanas de haber tenido una relación sexual sospechosa. Si de todas maneras se desea tener una certeza de la presencia o no de este virus del VIH, un médico podría recomendar la prueba Westerm Blot, la cual se puede realizar de las 4 a las 6 semanas por medio de un examen de sangre, período que se conoce como de Ventana.

Una vez que una persona ha sido contagiada con el virus VIH del sida se tiene que adoptar un tratamiento específico, el cual depende de cada persona; ello podría involucrar el uso de fármacos tales como:

  • Inhibidores de la transcriptasa inversa análogos de nucleósidos (ITIAN).
  • Inhibidores de la transcriptasa inversa nucleótido (ITINN).
  • Inhibidores de la proteasa (IP).

Los diferentes síntomas y patologías de las enfermedades que siguen a la infección del VIH sida se provoca por las bajas defensas que provoca el organismo. Ello no quiere decir que una persona con una buena salud no sufra de estas patologías, ya que pueden existir otro tipo de afecciones que una persona podría llegar a sufrir.

Enfermedades frecuentes en una persona infectada con sida

Si una persona ya se encuentra con el virus del sida, las defensas de su organismo estarán demasiado bajas como para poder luchar contra algún otro virus que provoque una enfermedad en su cuerpo; estas enfermedades podrían ser las siguientes:

  • Herpes.
  • Candidiasis.
  • Neumonía.
  • Infecciones por MAC.
  • Tuberculosis.
  • Sarcoma de Kaposi.
  • Toxoplasmosis.
  • Citomegalovirus.

Las diferentes estadísticas mencionan que las mujeres llegan a formar un capítulo especial en la enfermedad del VIH sida, mismas que han llegado a aumentar el número de casos en áreas de África y Latinoamérica especialmente.

Esto quizá se puede deber  a que las mujeres en mayor proporción mantienen relaciones heterosexuales, lo cual implica que en caso de infidelidad o prostitución, ellas se conviertan en un foco de infección masivo. Además, una mujer infectada con el virus VIH sida puede contagiar al mismo feto en el caso de embarazos. Bajo este caso estricto y específico, una infección del virus VIH podría darse:

  • De madre a hijo en época de la gestación.
  • En el momento del parto (conocido como transmisión perinatal).
  • Posteriormente al parto mediante la lactancia.

Hoy en día muchas mujeres han tomado conciencia de la gravedad de esta enfermedad, razón por la cual han optado por utilizar de forma mayoritaria al preservativo, el cual no solamente podría impedir una infección con el VIH sida, sino también de aquellas enfermedades ETS diversas que existen al momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *