El jet lag es un trastorno de fatiga que suele sufrir la gente que viaja en avión, y consiste en dolor de estómago, insomnio y trastornos del sueño.
Un médico desarrolló una dieta para ayudar a lidiar con este problema muy desagradable, aunque muchos profesionales de salud no están de acuerdo en que funciona.
De todas maneras, nunca está de más incluir hábitos saludables en nuestra vida y probar con alternativas que no impliquen una inundación de fármacos y químicos que pueden terminar por hacer más mal que bien.

jetlag

 

El objetivo principal de esta dieta para el jet lag es eliminar los síntomas de insomnio y asegurarse de que el cerebro y el sistema coronario reciban suficiente oxígeno. Para ello, esta dieta debe ser rica en principios activos cuyo propósito sea provocar una reacción positiva del cuerpo, por lo que se debe seleccionar alimentos y bebidas que sean ricas en taninos, vitaminas, nutrientes, enzimas naturales, ácidos y minerales (zinc, hierro, manganeso).

– Alimentos altos en proteínas – las proteínas contribuyen a tener suficiente energía durante el día, y alimentos como el pollo, pavo, avena, judías blancas, pasta de trigo integral, lentejas, huevos y queso, son ideales como opción.

– Vitamina C – es un antioxidante natural, cuyo objetivo principal será eliminar el nerviosismo y promover un buen estado de relajación. Lo mejor es consumirla a partir de frutas y verduras en lugar de suplementos químicos.

– Té de menta – contiene un ingrediente activo llamado mentol, que resulta ser un buen auxiliar en casos de problemas del sistema respiratorio, como pleuresía, edema pulmonar, algunas formas leves de cáncer de pulmón y de garganta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *