Aunque parezcan inofensivos, los mitos pueden resultar peligrosos en materia de alimentación ya que se relacionan directamente con la salud. Le corresponde a la ciencia la responsabilidad de ir revisando estas creencias y aclararlas. Daremos cuenta de diez de ellos para dilucidarlos:

1) El jugo de pomelo reduce las grasas. Esto no es cierto, pero ayudaría a eliminarlas. Cualquier fruta cítrica que tenga fibras (limón, pomelo o naranja) ayuda a que la vesícula biliar funcione mejor y elimine las grasas a través del intestino.

zanahoria___lba_4ddbf3f2469a2

2) Las frituras producen acne. No esta comprobado, aunque algunos dermatólogos asocian la aparición del acne con el consumo de frituras, chocolates y fiambres, todos estos alimento poseen un alto contenido graso.

 

3) El jamón crudo es más nutritivo que el cocido. En parte sí, porque el jamón crudo es exclusivamente carne de cerdo tratada con sal. Al jamón cocido se le agregan aditivos, como harina que al hervirlo, absorben más agua aumentando el peso del producto.

4) La manzana limpia los dientes. La manzana no puede reemplazar la pasta dental, pero al contener poco azúcar no favorece la formación de los microorganismos que provocan las caries.

5) El aceite es más saludable que la manteca. Sí, porque al ser de origen vegetal los aceites no tienen colesterol. La grasa de la manteca, en cambio, es de origen animal y por tanto tiene colesterol.

6) El zapallo engorda las piernas. Esto es falso, ningún alimento puede actuar específicamente sobre alguna zona del cuerpo.

7) Un jugo de naranjas por día evita los resfrios. No los evita, pero aumenta las defensas por las propiedades antiinfecciosas que posee la vitamina C.

8) La sal engorda. La sal no engorda, porque, al igual que las vitaminas y los minerales, no aporta calorías. Pero sí favorece la retención de líquidos.

9) El te es digestivo. No está demostrado. Hay, sí, tés de hierbas (tisanas) que colaboran en la digestión.

10) La zanahoria mejora la visión. Esto es verdad, este vegetal contiene vitamina A y esta favorece la visión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *