Una noche completa de sueño es una excelente medicina. El sueño es el momento en el que el cuerpo se restaura a sí mismo. Nuestro cuerpo sufre las privaciones de dormir como una forma de estrés muy agresiva; y ya que la mayoría nos encontramos lo suficientemente estresados durante las horas de vigilia, es mejor no sumarle a eso las horas de sueño.

dormir

Un descanso profundo es lo que nos ayuda a combatir el estrés, mantener un peso saludable y potenciar los niveles de energía. El sueño más regenerativo ocurre entre las 10 de la noche y las 2 de la mañana. Por eso, el horario óptimo para conciliar el sueño es a las 10 p.m. Lograr esto puede ser muy difícil debido al ritmo de vida que se suele llevar, pero si se intenta poco a poco, quizás se pueda alcanzar esta meta, o alguna cercana, sin tantos cambios. Los beneficios de esto comienzan a notarse antes de lo que podamos llegar a pensar.

Algunas personas pueden conciliar el sueño con el solo hecho de cerrar los ojos. Otros, desafortunadamente, tienen muchas dificultades para esto. Quizás no sólo para lograr dormirse, sino también para que este sueño sea de buena calidad. Pero como cualquier otra cosa, se debe trabajar para poder obtenerlo, porque es posible hacerlo.

Existen reglas básicas para lograrlo como bajar las dosis de cafeína, limitar la entrada de luz en la habitación (incluyendo el resplandor del reloj alarma) y reservar la habitación sólo para el sexo o dormir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *