Una droga utilizada para prevenir el cáncer de mama en las mujeres con altos riesgos de desarrollar la enfermedad, parece causar pérdida ósea en algunas mujeres pos menopáusicas.

La droga conocida comercialmente como Aromasin (exemestano) ha demostrado ser eficaz para reducir las posibilidades de desarrollar cáncer de mama en un 65 por ciento, pero también empeora la densidad ósea unas 3 veces en mujeres mayores que se encuentran tomándola.

El exemestano es un inhibidor de la aromatasa y trabaja suprimiendo la hormona femenina conocida como estrógeno. Estas drogas son de tratamiento estándar para las mujeres pos menopáusicas con un estadio temprano de receptores hormonales positivo de cáncer de mama.

Según comenta uno de los profesionales a cargo de esta investigación, la droga afecta la densidad ósea de las caderas y las vértebras, pero no afecta a todas las que la consumen; cerca de un 65 por ciento de las mujeres tienen alguna pérdida ósea.
El miedo a esta disminución ósea no es una razón para no tomar la droga, según comenta, pero se necesita prestar verdadera atención a la salud de los huesos cuando se la está tomando, especialmente como medida preventiva para el cáncer. Aunque para algunas mujeres con altos riesgos de fracturas, se deberían considerar otras drogas.

Las mujeres que toman la droga también deberían tomar calcio y vitamina D como suplementos dietarios, y tener su densidad ósea monitoreada.

Una droga un poco más antigua, tamoxifen, de hecho favorece a la creación de hueso, pero no es tan eficaz para la prevención del cáncer de mama.

1 comentario

  1. Alexis Raul Chan Alvarez

    16 octubre, 2012 a 23:21

    hoy en dia las personas han perdido la fe en la medicina tradicional, si bien es cierto que hay momentos en nuestra vida que la necesitamos, pero tambien tenemos la medicina alternativa que es la medicina natural, en el mundo la naturaleza nos ha premiado con diversas gamas de plantas ricas en propiedades que nos puden ayudar a curar unos males que tal vez la medicina tradicional no lo puede hacer. Hay que buscar otras alternativas para sentirnos mejor y saludables sin ingerir tantos quimicos que a la larga no curan una cosa y nos maltratan otras. Dios nos dio la naturaleza por algo y para que la sepamos aprovecharla al máximo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *