La piña es una especie que forma parte de la familia de las bromeliáceas. El nombre científico que recibe esta planta es el de Ananas sativus. Posee un tallo grueso y de gran robustez, rodeado a lo largo de toda su extensión por hojas en forma de roseta, muy anchas, rígidas y con espinas. Los orígenes de la piña se deben rastrear en Sudamérica y en América Central.

pinaefectos

Las propiedades medicinales de esta especie pueden ser aprovechadas tanto con el fruto como con el tallo de esta planta. El fruto de la piña tiene piel muy áspera y de forma hexagonal con una coloración variable dependiendo del estado de madurez del mismo (va pasando de amarillo a tonalidad más anaranjadas y rojizas).

El fruto del árbol de piña es de consistencia fibrosa, gran acidez, sabor dulce y buen aroma. Es importante consumir este fruto en su punto máximo de madurez, quitándole todas las partes espinosas y pelándolo de forma cuidadosa (de lo contrario puede resultar demasiado ácido para algunas personas, generando irritación en la boca y las encías). En la composición química de la piña se cuentan sustancias como la bromelaína, algunas enzimas, tiamina, fósforo, hierro, caroteno y algunos ácidos (como el cítrico y el málico).

 

Las principales propiedades medicinales de la piña son las de digestivo, diurético y anti-inflamatorio. Esta planta también es muy valorada por su efecto anticoagulante y por la curación acelerada que puede ofrecer en caso de llagas. Si bien la forma de consumo de la piña es en estado fresco (solamente el fruto), actualmente existen diferentes preparaciones a nivel industrial que extraen los componentes beneficios de esta especie para la elaboración de remedios específicos. La dosificación de estas presentaciones, sin embargo, debe estar a cargo de médicos especialistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *