Al llegar a cierta edad te recomendamos empezar a realizar ejercicios que previenen la formación de las tan temidas arrugas que van acentuando algunas expresiones en tu rostro. Cuando tengas mejillas flácidas o veas que se van hundiendo puedes solucionar el problema haciendo una serie de ejercicios adecuados.

parpados

Los diferentes movimientos que te iremos enseñando ayudaran a tonificar y darle firmeza a los músculos de tu rostro y el cuello, ten presente que estos músculos se verán mejor haciendo ejercicio, lo mismo que pasa con el resto de los músculos de tu cuerpo.

Cuando te despiertes por la mañana o antes de irte a dormir tomate unos minutos para relajarte y empezar tu plan de gimnasia facial.  Tan solo 10 minutos diarios son suficientes si eres perseverante.

Para empezar debes pararte frente al espejo y mira detenidamente cada movimiento que realices.

Ejercicios para párpados:

Este ejercicio te ayudará a fortalecer los párpados y que tu mirada tenga un aspecto más relajado. Rotaremos los ojos hacia abajo y hacia arriba, izquierda y derecha.  Realizamos unas 20 repeticiones. Descansamos y repetimos 4 series de 20 repeticiones cada una más.

Ejercicios para las mejillas:

Mediante este ejercicio podrás moldear las mejillas y los pómulos. Cerramos la boca, soplamos llenando la cara de aire inflando las mejillas. Echamos la lengua hacia la mejilla derecha y luego hacia la izquierda. Repetimos 15 veces.

Ejercicios para cuello y mejillas

Este es un ejercicio muy parecido al anterior. En primer lugar inspiramos aire por la boca y la dejamos cerrada por 5 segundos de forma que las mejillas queden infladas. Dejamos salir el aire lentamente. Repetimos el ejercicio 12 veces.

Elasticidad facial:

Los movimientos nos servirán para brindarle elasticidad a la piel de la cara. Para ello debemos abrir la boca como si bostezáramos y la abrimos aun más, como si dijéramos la letra ‘a’ y luego la letra ‘o’. Contraemos un lado de la cara y después el otro. Agarramos las mejillas con las manos y tiramos de ellas hacia fuera. Descansamos y volvemos a realizar estos ejercicios 10 veces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *