El aceite se obtiene de las semillas de la borraja (Borago officinalis). Es muy rico en ácidos grasos insaturados, como el ácido oleico (omega-9), el linoleico (omega-6) y el gammalinolénico (omega-6). De hecho, de todos los aceites el más rico en ácido gamma-linolénico (24%), más del doble que el aceite de prímula de rosa.

aceite-borraja

En personas saludables el ácido gamma- linolénico (GLA) se forma por la delta- 6-desaturasa (D-6-D) a partir del ácido linoleico aportado por la alimentación; pero se estima que algunos factores disminuyen la actividad de la D-6-desaturasa: insuficiencia hepática, hipoinsulinemia, senescencia, desequilibrios alimentarios, alcoholismo, desnutrición, etc. El aporte de una fuente rica en GLA (el aceite de borraja lo es) permite salvar este obstáculo y favorecer la formación de DGLA (precursor inmediato de PGE1, un tipo de prostaglandina “buena”) y, por ello, evitar el desequilibrio entre PGE1 y PGE2 (prostaglandinas “malas”), puesto que éstas últimas continúan siendo sintetizadas parcialmente a partir del ácido araquidónico dietético – proveniente de carnes, lácteos y huevos – desequilibrio que originaría ciertas manifestaciones observadas en caso de carencia en acidos grasos esenciales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *