Los cambios hormonales que se suceden en algunos momentos de la vida de una mujer pueden llevarla a experimentar diferentes afecciones. Una de ellas es el acné. En el embarazo, los cambios hormonales son tan drásticos que la aparición de acné y espinillas puede ser bastante común. Dado que durante el embarazo hay que extremar las precauciones con el uso de medicamentos de administración oral y con el uso de cremas tópicas, puede ser una buena idea informarse sobre los remedios que pueden tener contraindicaciones durante el embarazo (es decir, aquellos sobre los que debemos consultar al médico antes de tomarlos).

acneembarazo

Actualmente se sabe que algunos antibióticos orales para tratar el acné en el embarazo pueden ser seguros. Como no se conocen todos los efectos finales que podrían tener los compuestos químicos sobre el desarrollo del feto, sin embargo, lo más adecuado es tratar de evitar todos estos productos si podemos recurrir a remedios naturales sin complicaciones eventuales. Se ha documentado que algunos antibióticos orales recetados en acné durante el embarazo generaron complicaciones en el desarrollo de huesos y dientes del bebé.

El grupo de los retinoles, por otra parte, es otra de las categorías de remedios para el acné sobre los que debemos consultar en el embarazo. El ingrediente activo en la mayoría de los retinoles recibe el nombre de tretinoin, y puede tener diferentes nombres comerciales según marca de que se trate.

Uno de los componentes en tratamientos para el acné que no se considera seguro en el embarazo es el ácido salicílico. Es importante leer los prospectos y la composición química de todos los remedios que pensemos consumir en el embarazo en busca de los elementos que pueden ser más nocivos para el organismo. Los tratamientos indicados son a base de cremas y geles externos (de todas formas, consultar con el médico o dermatólogo).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *