Una nueva investigación sugiere que las personas que son dependientes del alcohol, especialmente las mujeres, podrían acortar sus vidas aún más que los fumadores.
En el estudio, investigadores alemanes encontraron que las tasas de mortalidad fueron 4,6 veces más altas entre las mujeres dependientes del alcohol,  y 1,9 veces entre los hombres dependientes del alcohol, en comparación con la población general.
Este estudio confirma la asociación conocida entre el alcoholismo y la muerte prematura. También es compatible con la evidencia de que las mujeres son más propensas a tener problemas de salud más graves en relación con el alcohol que los hombres.

Beber alcohol en exceso parece contribuir más a la muerte temprana que otros factores de riesgo, como el tabaquismo.
Las muertes relacionadas con el tabaco son a menudo debido al cáncer, que suele ocurrir más adelante en la vida que las muertes por abuso de alcohol. Además, el beber puede contribuir a otros factores de riesgo como el tabaquismo y la obesidad.

La dependencia del alcohol es una enfermedad crónica y a veces fatal. Y existe evidencia de que el impacto del alcohol puede ser más devastador en las mujeres que en los hombres.
Las personas que son dependientes del alcohol necesitan buscar ayuda. Los profesionales de la salud advierten que no buscar la ayuda necesaria puede implicar una dramática reducción de la esperanza de vida.

El estudio mostró una asociación entre la dependencia del alcohol y la muerte prematura, sin embargo, no pudo demostrar una relación de causa y efecto.

2 comentarios

  1. Cristina de Borbón von Hardenberg

    13 noviembre, 2012 a 17:40

    Una enfermadad o adicción muy difícil de curar pero se puede combatir con fuerza de voluntad, ayuda médica y familiar. Es triste que el beber para unos es el día a día, en momentos de celebración, alegría o tristeza. Pero para otros sea para superar otro día, olvidar, parar los temblores y conciliar el sueño sabiendo que te está matando lentamente pero a la vez no poder parar.

  2. OSCAR AZUCENA

    7 julio, 2014 a 4:18

    LATIMOSAMENTE NO ES TAN SENCILLO, COMO PÀRECE Y LA FUERZA DE VOLUNTAD NO ES FACTOR DE TERMINANTE YA QUE AL SER UNA ENFERMEDAD GENETICA OBSESIVA COMPULSIVA, EL TRATAMIENTO ES BIEN COMPLEJO Y EL COMIENZO DE L REHABILITACION DE UN ALCOHOLICO COLAMENTE RADICA EN EL ALCOHOLICO MISMO YA QUE SI EL NO RECONOCE QUE TIENE UN PROBLEMA, NO LO PUEDO COMBATIR , POR LO TANTO PRIMER PASO: QUE EL ALCOHOLICO RECONOZACA QUE LOS ES Y QUE ADMITA QUE NO PUEDE CONTRA EL ALCOHOL, POR LO TANTO YA NO SE TRATA DE PROBAR A VER SI SE PUEDE DOMINAR AL ALCOHOL SINO ADMITIR QUE EL ALCOHOL YA LO DOMINO A UNO Y EMPEZAR LAS TERAPIAS CORRESPONDIENTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *