Los papás pueden desempeñar un papel aún más importante en el desarrollo de niños felices y bien adaptados que las madres, según un nuevo estudio.

Justo a tiempo para el Día del Padre, los hallazgos de la revisión de una investigación a gran escala arrojaron luz sobre cómo la aceptación y el rechazo de los padres puede afectar a las personalidades de los hijos en la edad adulta.

En la investigación de 50 años en todos los continentes excepto la Antártida, los investigadores hallaron que nada tiene un efecto tan fuerte y consistente sobre el desarrollo de la personalidad como lo hace ser rechazado por los padres – especialmente por parte de padre masculino – en la infancia.
El estudio analizó 36 estudios, desde 1975 a 2010, donde participaron casi 1.400 adultos y 8.600 niños en 18 países. Los niños tenían edades comprendidas entre 9 y 18 años, y los adultos entre 18 y 89 años.

Todos los estudios incluidos en la revisión incluyeron una evaluación de los siete rasgos de personalidad considerados centrales para lo que se llama “la teoría de aceptación-rechazo paternal”.

Esos rasgos – la agresión, la independencia, la autoestima positiva, la adecuación positiva, la capacidad de respuesta emocional, estabilidad emocional y una visión positiva del mundo – fueron evaluados utilizando cuestionarios de autoinforme.
A los participantes se les preguntó sobre el grado de aceptación o rechazo de sus padres en su infancia y sobre sus propias características de personalidad o tendencias.

El estudio muestra una fuerte relación entre los siete rasgos y la experiencia de sentirse aceptado y querido por los padres.
Lo que es realmente importante para los niños es saber que son aceptados por sus padres.

1 comentario

  1. A. JESÚS MARTÍNEZ

    12 Julio, 2012 a 10:03

    Me lo creo. Lo evidencio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *