Los beneficios cardíacos de las estatinas superan cualquier aumento en las probabilidades de desarrollar diabetes, incluso entre aquellos que corren el mayor riesgo de desarrollar la enfermedad del azúcar en la sangre, según informan investigadores de Harvard.

La preocupación de estos fármacos que reducen el colesterol aumente el riesgo de diabetes llevó a las entidades a exigir un etiquetado que advierta a los usuarios del riesgo.
A principios de este año, se expresó la preocupación de que los pacientes que tomaban estatinas tenían un riesgo mayor de desarrollar diabetes, y sobre esa base muchos pacientes dejaron de tomar sus medicamentos, según explicó el investigador principal el Dr. Paul Ridker, director del Centro para la Prevención de Enfermedades Cardiovasculares en el Hospital de Mujeres en Brigham, en Boston. Sin embargo, pocos o ningún dato estaban disponibles en ese momento para abordar no sólo los riesgos, sino también los beneficios del tratamiento. Esto es crucial ya que se trata de la relación riesgo-beneficio que los médicos y sus pacientes tienen que entender.

Según los estudios, los pacientes que tomaban estatinas y no habían estado en riesgo de desarrollar diabetes antes, tenían un riesgo 52% menor de desarrollar enfermedades del corazón y no tenían aumentado el riesgo de desarrollar diabetes.

Según Ridker, los beneficios cardiovasculares de la terapia con estatinas superan el riesgo de diabetes, incluso entre aquellos con mayor riesgo para la diabetes. Y se espera que estos nuevos datos permitan informar mejor a médicos y pacientes que están considerando el uso de las estatinas como una posible adición a la dieta, el ejercicio y dejar de fumar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *