El bostezo es una reacción natural del cuerpo que, según un nuevo informe, ayuda a mantener el cerebro fresco, y los senos maxilares parecerían tener un rol importante en el proceso actuando como fuelles.
El bostezo no es accionado por un exceso de aburrimiento, cansancio o necesidad de oxígeno. Más bien, este proceso del cuerpo ayuda a regular la temperatura del cerebro según investigadores de la Universidad de Maryland.

bostezo

El cerebro es extremadamente sensible a los cambios de temperatura y por eso mismo debe ser protegido del sobrecalentamiento. Los cerebros, al igual que las computadoras, operan mucho mejor cuando están frescos.
Durante el bostezo, las paredes de los senos maxilares (localizados en las mejillas a cada lado de la nariz) se flexionan como fuelles y ayudan al cerebro a enfriarse, según comentan los investigadores.
También notaron que la función real de los senos aún se encuentra en discusión, algunos científicos creen que no tienen ninguna función, y que esta teoría podría ayudar a clarificar su propósito en nuestro organismo.

Los investigadores alegaron que su teoría sobre que el bostezo ayuda a enfriar el cerebro tiene implicaciones médicas. Por ejemplo, el exceso de bostezos suele anteceder procesos convulsivos en personas con epilepsia, y dolor en personas con migrañas.
Los médicos, así, podrían ser capaces de utilizar este signo de alarma como un método para identificar pacientes con condiciones que afecten la regulación de la temperatura.
Los investigadores resaltan que los bostezos excesivos parecen ser síntomas de condiciones que aumentan la temperatura cerebral, tal así como daños en el sistema nervioso central o la privación del sueño.

2 comentarios

  1. Mabelmasterreiki

    25 Diciembre, 2011 a 19:27

    cuando hago tratamientos de reiki a mis pacientes se produce en algunos lugares donde apoyo mis manos una secuencia de bostezos sin parar , los que yo asocio con liberaciones energeticas del tratamiento, una vez terminado el tratamiento , quedo totalmente normal.

  2. Carnen

    13 Enero, 2016 a 18:17

    Buenas tardes , mi nombre es carmen, he estado trabajando durante casi un mes y medio , el hospital general universitario Gregorio Marañon , y concretamente en la unidad de ictus, y he observado que el TOTAL de los pacientes que ingresaban en dicha unidad, bostezaban constantemente y con un ruido característico exagerado y con un tono muy elevado. Pasados unas 48 horas y llevados a planta , los bostezos, se reducían en todos los aspectos , tanto en número como en el volumen de tono . Me resulto curioso y pregunte por lo observado , pero no supieron decirme el motivo .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *