En muchos países del mundo se hacen cambios de hora. Las razones son para ahorrar energía, ajustando las horas de luz y de noche en relación a la actividad de la población, aprovechando de esta manera una mayor cantidad de luz natural.

El-cambio-de-hora-y-los-riesgos-de-salud

Sin embargo, los cambios de hora han demostrado no ser tan beneficiosos para la salud como se creía.

Martin Young es profesor de la Universidad de Alabama de Birmingham y asociado a la División de Enfermedades Cardiovasculares.

Young estudió la relación de los cambios de hora y su relación con la salud, y logró observar importantes riesgos a causa de estos. Tanto los cambios en los que se adelanta la hora como en los que se atrase, generan problemas de salud a las personas. ¿Por qué sucede esto?

Realmente no existe una explicación oficial para determinar las razones de los problemas asociados a los cambios de hora. Sin embargo, existen distintas teorías.

Algunas relacionan este problema a la distorsión del reloj interno: tiempo en el que nuestro organismo organiza sus procesos en relación a los horarios de descanso. Otras a la falta de horas de sueño y a la reacción de las respuestas inmunes.

Algunos estudios han demostrado previamente que las personas que duermen pocas horas tienen mayores riesgos de sufrir problemas cardiovasculares. También aumenta el riesgo de desarrollar diabetes y hasta subir de peso si la cantidad de horas no es suficiente.

No existe aún un método que permita prever cómo reaccionarán las personas frente a los ritmos circadianos o fisiológicos. Es sabido que todas las células del cuerpo tienen su propio ritmo. Cuando las horas de descanso varían, se activa un proceso de reajuste, el cual dependerá de cada persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *