El desarrollo del cerebro a lo largo de la evolución humana es sumamente inquietante. Según una reciente investigación por parte de un equipo especializado en neurociencia se comprobó que el cerebro humano tiene una región específica que tiene por función detectar la presencia de animales (aguza el instinto animal). La región en cuestión, formada por las amígdalas cerebrales, tiene por función la detección de seres del reino animal con fines de supervivencia.

cerebrio

Según el equipo de investigadores a cargo de esta experiencia la incorporación de este instinto animal en el cerebro humano sería el resultado de decenas de siglos de evolución humana en los que el hombre ha debido escapar de la amenaza de los animales salvajes en distintas partes del mundo. Así, con el correr de los siglos se fue estableciendo una marca que quedó impregnada sobre el cerebro humano como una huella indeleble.

La localización de las amígdalas cerebrales encargadas de detectar la presencia de animales en los alrededores se ubica en una de las zonas más antiguas en el desarrollo del cerebro humano. Este descubrimiento viene a agregar una nueva función para las amígdalas cerebrales. Siendo que hasta el momento se pensaba que las amígdalas solo estaban asociadas a las respuestas cerebrales ahora quedó demostrado por la experiencia empírica que las amígdalas cerebrales combinan y procesan información de estímulos visuales, olfativos y auditivos.

 

En las distintas pruebas efectuadas por el equipo de neurociencia a cargo de esta actividad, además, quedó establecido que la carga emocional asociada a ciertos animales (percibidos como amenazantes, tales como las serpientes) no tendría un vínculo determinante con la respuesta generada a nivel instintivo (como se creía hasta el momento). De hecho, el estímulo inicial provendría de este vínculo ancestral que nos liga a todo el reino animal de manera aparentemente indisoluble.

1 comentario

  1. Salvador Granados González

    26 noviembre, 2011 a 9:52

    me encanta, es m´s me apasiona este tema.y la nueva disciplina de la neurociencia en la aplicación de multitud de activididades diarias. el cerebro junto con el espacio son las dos ultimas fronteras inexploradas y mas apasionantes de todas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *