Si bien siempre se asocia al colesterol como una enfermedad dañosa para el organismo, existe un colesterol que no solo no es nocivo para el organismo sino que además cumple funciones imprescindibles para el buen funcionamiento del organismo humano.

Nuez

Las grasas son sustancias ricas en energía que sirven como fuente indispensable de combustible para los procesos metabólicos del organismo humano. Las fuentes de las grasas necesarias para el cuerpo pueden ser dos: los alimentos, o la producción propia del organismo, especialmente la del hígado.

Las sustancias grasas más importantes que se encuentran en la sangre son el colesterol y los triglicéridos.

Cuando se habla de colesterol inmediatamente se suele pensar en problemas coronarios, en infartos, arteriosclerosis, etc. Es cierto que los valores anormales de grasas en la sangre pueden causar problemas serios, pero existe otra cara del colesterol que pocos conocen.

El colesterol no es sólo una sustancia que se encuentra en el organismo, sino que se encuentra en la mayoría de los seres vivos, tanto vegetales como animales e incluso en las bacterias. Esto hace pensar que debe existir una razón por la cual todos los seres vivos posean ciertos niveles de colesterol.

No todas las formas de colesterol son nocivas, existe una clase que efectivamente es dañosa para el organismo, pero también hay otra clase que disminuye los riesgos de sufrir enfermedades cardíacas, y es conocida bajo el nombre de colesterol bueno o benéfico.

El colesterol transportado por las lipoproteínas de baja densidad (una combinación de grasas y proteínas conocidas como LDL) es el más nocivo, mientras que el transportado por las lipoproteínas de alta densidad (HDL) es beneficioso y cumple importantes funciones en nuestro organismo.

Hace muchos años que el colesterol ha sido considerado como el principal responsable de los problemas cardíacos de miles de personas que los padecen y que han muerto a causa de ello. Desde entonces muchas personas se encuentran permanentemente pendientes de la comida que ingieren y del nivel de colesterol de las mismas y del de su cuerpo. Pero lo cierto es que también son necesarios ciertos niveles de grasa para el correcto funcionamiento del organismo y tiene una importancia fundamental para el metabolismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *