La gran mayoría de las mujeres sufre del síndrome premenstrual (SPM), que consiste en síntomas como hinchazón, dolor de cabecera, irritabilidad y cambios en el humor.

Un nuevo estudio norteamericano encontró que aquellas mujeres que llevan una dieta rica en vitamina B tendrían menor riesgo de sufrir esta sintomatología.

images1

Según se publicó en American Journal of Clinical Nutrition, las mujeres que consumen más alimentos ricos en este  enredado vitamínico, como la espinaca y cereales fortificados, tendrían hasta un 25 por ciento menos de posibilidades de tener SPM en comparación con las que menos consumo tienen.

Recordemos que dos de estas vitaminas más importantes son la tiamina y la riboflavina. De acuerdo a la advertencia de Elizabeth Bertone-Johnson, profesora de la Universidad de Massachusetts y autora del estudio, las mujeres que quieran reducir su SPM “deberían revisar su dieta y comprobar de que consumen una cantidad diaria correcta de alimentos ricos en tiamina y riboflavina”.

Una dieta más rica en estas vitaminas puede ser una alternativa mucho más saludable y económica a otras, como son la toma de píldoras anticonceptivas o antidepresivos, que suelen indicarse en casos graves de SPM.

Para llegar a sus conclusiones, el equipo de investigadores estudió la dieta de más de 3.000 mujeres que habían respondido cuestionarios alimentarios. En ese período, 1.050 desarrollaron síntomas moderados a graves de SPM, como ansiedad, depresión, irritabilidad, dolor intestinal, molestia e inflamación abdominal.

De este modo, se encontró que las participantes que consumían 1,9 mg/día de tiamina eran menos propensas a tener SPM: lo desarrollaron dos de cada cinco, a diferencia de tres de cada cinco del agrupación que consumía 1,2 mg/día.

Similares proporciones se halló para las consumidoras de 2,5 y 1,4 mg/día de riboflavina.

Bertone-Johnson indicó que esta cantidad de tiamina y riboflavina es posible de alcanzar: se traduce en dos o tres porciones de cereal fortificado, tres cuartos de una taza de legumbres secas u 85 gramos de carne roja para la tiamina, y en uno o dos porciones de cereal u 85 gramos de hígado para la riboflavina, especificó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *