Durante el verano, las personas pasamos más tiempo en contacto con el sol. Sin embargo, con la llegada del otoño, las temperaturas descienden por lo que el hogar adquiere un protagonismo importante. El otoño es una etapa mágica en tanto que la caída de las hojas produce un efecto óptico perfecto puesto que se trata de un paisaje que invita a la nostalgia.

inturjoven

El contacto con la naturaleza es esencial para alcanzar el equilibrio emocional. Por el contrario, un exceso de horas frente a la televisión conduce al sedentarismo y a la inactividad que favorece el aislamiento social y permite el aumento de peso.

Los expertos recomiendan realizar un paseo diario puesto que el ejercicio físico es clave para evitar la aparición de determinados trastornos psíquicos, por ejemplo, la depresión.

A pesar de que la falta de tiempo es una de las mayores razones por las que muchas personas no realizan ejercicio, la propia rutina diaria ofrece oportunidades para la actividad. Por ejemplo, es posible ir caminando al trabajo en lugar de ir en autobús. Por otro lado, también podemos subir por las escaleras en lugar de utilizar el ascensor.

Por otra parte, el fin de semana es un momento ideal para realizar una excursión a algún lugar cercano al domicilio habitual. El contacto con la naturaleza favorece el encuentro con uno mismo y el silencio interior que es necesario para reducir el estrés y la ansiedad.

Por otro lado, el contacto con la naturaleza y el ejercicio físico favorecen el optimismo y el pensamiento positivo que es clave para alcanzar la alegría y la felicidad. Respirar aire puro permite renovar el alma de forma automática. Por tanto, es esencial encontrar un hueco en la agenda laboral para poder estar en contacto permanente con el medio ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *