El cromo es un micromineral o mineral esencial que, aunque no es producido por él, aparece en el cuerpo en cantidades pequeñas puede ser consumido y es necesario que se haga, sobre todo porque participa en el crecimiento de la persona y en el metabolismo del azúcar. Junto con otras sustancias, resulta beneficioso para el metabolismo de insulina, colesterol, formación de ácidos grasos y más. Es muy importante ya que además de en la insulina actúa en el metabolismo de grasas y carbohidratos.

cromocapsulas

Algunos alimentos que contienen el cromo son los cereales integrales, la levadura de cerveza, carnes, hígado y vísceras, huevos, pollo (sobre todo pechuga y muslo), ostras, manzanas, pimientos verdes, espinacas.

Si una persona suele picar entre horas o tiende a los dulces con ansiedad es posible que tenga unos niveles bajos de cromo, así como las personas con estados de ánimo variables.

Las cantidades diarias recomendadas de cromo en adolescentes y adultos están entre los 35mg al día hombres de 14 a 50 años, 30 mg hombres mayores de esa edad, a los 24-25 mg en mujeres de 14 a 50 años y 20 mg en mujeres mayores de esa edad. Los bebés de menos de seis meses necesitan 0,2 mg al día y hasta el año los 5,5 mg. En niños, según su edad, necesitan entre 11 y 21 mg al día.

La ausencia del cromo en el cuerpo se pueden deber al estrés, ateroesclerosis y desnutrición, entre otros. En casos de ausencia se pueden tomar alimentos ricos en cromo o suplementos que lo contengan. No se suelen producir excesos de cromo en el cuerpo. Se puede consumir en los productos naturales, en cápsulas o tabletas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *