El dengue es una enfermedad endémica que se presenta con mayor regularidad en regiones tropicales y sub-tropicales; el índice de afección a la salud por parte de ésta enfermedad es muy grande, siendo aproximadamente unos 10 millones de casos lo que se llegan a reportar anualmente.

De todos ellos, unos 24.000 pueden ser mortales; el dengue afecta principalmente a una población infantil y adolescente, estando en ellos los menores de 15 años, mismos que vienen a representar el 90% de toda la población afectada.

Síntomas y precauciones para considerar durante la afección del dengue

Aproximadamente unos cinco días luego de que la infección del dengue se haya presentado en el paciente, los síntomas también empiezan a manifestarse, pudiendo ser estos:

  • Determinadas molestias musculares en todo el cuerpo.
  • Dolor en la espalda.
  • Algo de dolor tras de los ojos.
  • Fuerte dolor de cabeza.
  • Fiebre elevada.
  • Aparición de ampollas en la cavidad oral.
  • Falta de apetito.
  • Manchas rojas por toda la piel.
  • Reacción de vómito, náuseas y cansancio.

En el mejor de los casos, las afecciones del dengue suele desaparecer a los 7 (a veces al día 10) días luego de haberse iniciado, no dejando graves complicaciones en el afectado.

Lastimosamente quien haya sido infectado por el dengue debe tratar de hacerse controles a futuro, ya que si la enfermedad llega a presentarse nuevamente a la persona por una segunda ocasión, los efectos pueden ser más graves, habiendo la presencia de una fiebre hemorrágica, algo que se muestra con mayor probabilidad en niños y en adultos. En un inicio se podrá padecer de:

  • Fiebre.
  • Tos.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolor del abdomen.
  • Náuces y vómito.

Luego de ello se produce un deterioro de la salud con la presencia brusca de:

  • Hemorrágias digestivas.
  • Hemorragias nasales.
  • Sangrado de las encías.
  • Perdida de la conciencia con agitación.
  • Letargos.
  • Lesiones de color rojo en la piel.

Si una persona no es tratada a tiempo, luego de ésta sintomatologia se podrá producir el llamado Shock del dengue, el cual es considerado como de máxima gravedad. Es indispensable asistir a un hospital para poder hacer una transfusión de sangre que recupere a la perdida durante la enfermedad. No se debe auto-diagnosticar con ningún fármaco para evitar la desaparición temporal de los síntomas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *