Una situación de desempleo puede vivirse de diferente forma, por ejemplo, algunos parados aprovechan los primeros meses de inactividad laboral para descansar y disfrutar de la vida y del tiempo de ocio. También existen casos de personas que al estar en desempleo deciden dar un giro a su vida y volver a la universidad para estudiar una carrera. Una actitud muy positiva a nivel emocional. Pero el desempleo puede ser muy dramático para todos aquellos trabajadores que buscan una nueva oportunidad en el mercado laboral ante la necesidad de hacer frente a gastos importantes cada fin de mes. De este modo, cuando el desempleo se prolonga a los largo de años puede conducir al aislamiento social.

desempleo1

El motivo de este hecho se basa de forma lógica en que cualquier desempleado ante la necesidad de ahorrar dinero y evitar gastos, no puede disfrutar de planes sociales con los amigos. Por tanto, tiende a perder el contacto. Por otra parte, la situación de desempleo también afecta a la autoestima de cualquier parado que llega a sentirse menos valioso e inseguro que cuando tenía un trabajo. De hecho, existen determinados empleos que de forma directa se relacionan con prestigio y éxito. Por ejemplo, la profesión de abogado.

El desempleo se  convierte incluso en una prueba para las parejas puesto que los problemas económicos también influyen en el amor. Es decir, en una situación de dificultad es posible observar el nivel de compromiso y de ayuda mutua entre un chico y una chica que se quieren.

Para combatir el aislamiento en un momento de desempleo, cualquier persona puede obligarse a sí misma a realizar cursos de formación donde poder conocer personas que están en las mismas circunstancias. Por otra parte, también existen entidades que organizan cursos de forma gratuita, por ejemplo, el Teléfono de la Esperanza que ofrece apoyo y consuelo a cualquier persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *