Desmayarse no es divertido. Para aquellos que alguna vez han perdido el conocimiento de repente y de forma breve, es una situación desconcertante que normalmente desencadena el trabajo de seguimiento minucioso por parte de un médico. Por desgracia, a menudo es difícil para los médicos determinar exactamente lo que causa un desmayo en primer lugar.

desmayo

 

Investigadores daneses encontraron en un estudio que las personas que habían sufrido un solo desmayo de una vez eran 74% más propensos a ser finalmente admitidas en un hospital por un ataque al corazón o un derrame cerebral, y cinco veces más propensas a necesitar un marcapasos o un desfibrilador implantable en algún momento en el futuro.
El estudio sugiere que incluso las personas de bajo riesgo que se desmayan deben ser cuidadosamente evaluadas.

Los pacientes, los familiares y los médicos deben ser conscientes de que el síncope [desmayo] en personas aparentemente sanas se asocia con un mayor riesgo de muerte y que este puede ser un primer síntoma de la enfermedad cardiovascular, según advirtió el Dr. Martin Ruwald, autor principal del estudio e investigador postdoctoral en la Universidad de Rochester Medical Center en Rochester, NY.

El desmayo está relacionado con una caída repentina en la presión sanguínea que conduce a disminución del flujo sanguíneo en el cerebro. Un síncope vasovagal – el tipo más común – por lo general tiene un desencadenante obvio como el estrés emocional, el dolor, entre otros, de acuerdo con el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares de Estados Unidos.
Pero el estudio sugiere que los desmayos en personas aparentemente sanas puede ser un primer síntoma de una enfermedad más grave cardiovascular subyacente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *